• LA IMPORTANCIA DE IMPERMEABILIZAR CORRECTAMENTE TU AZOTEA

    12 de Julio de 2018

    Sigue estos consejos para tener tu terraza en forma.

    Verano es la mejor época para afrontar la reparación de terrazas y azoteas, y así evitar problemas cuando venga peor tiempo y lluvias.

     

    Una terraza transitable es aquella que admite, sin deterioro, el roce y la presión producida por el tránsito de las personas. Esto no implica necesariamente que el suelo pueda ser sometido a fuertes esfuerzos mecánicos de ruedas, patas de mobiliario metálico, escaleras, ni ser utilizado para el tránsito público sin ser protegido adicionalmente


     

    Una azotea sufre filtraciones puntuales, cuyas consecuencias son visibles en la fachada y en el interior de techos de balcones, es tal la cantidad de puntos por los que puede filtrar el agua a través de la terraza, que es virtualmente imposible efectuar reparaciones parciales sin que fracasemos en el intento de dar soluciones definitivas a la terraza.

    Debemos eliminar todos los microorganismos, musgos, puede emplearse lejía o hipoclorito de sodio al 10%, hay también productos fungicidas. También es recomendable un posterior lavado con ácido muriático para neutralizar la alcalinidad.

    Aclarar con agua limpia o hidrolavar con alta presión y dejar secar la terraza un mínimo de 24 horas.

    Se impone ahora la reparación de desperfectos que tenga la terraza, ejecutar medias cañas en puntos críticos, crear rinconeras con forma de media caña, para reforzar los ángulos y dotar los lugares a tratar con materiales elásticos de mayor superficie de acción sobre la terraza.

    También se recomienda la aplicación generalizada de una lechada a fin de rellenar esas hendiduras, en una superficie deteriorada pueden existir muchos puntos críticos por donde se producen entradas de agua.

    Préstele atención a la terraza en su encuentro con muros verticales, uniones de las repisas de los muros de cerramiento, encuentros entre terraza y conductos, cañerías de ventilaciónclaraboyas, chimeneas. Observe rejillas de desagües, juntas de dilatación, muros verticales de cerramiento o de carga.

    Las juntas de dilatación son uno de los puntos fundamentales a tratar en una impermeabilización de una terraza, su tratamiento debe realizarse una vez finalizada la impermeabilización, tras la aplicación del revestimiento.

    A continuación debe aplicar revestimiento elástico, de fraguado hidráulico, que conste de resinas acrílicas líquida o poliuretánicas.

    El impermeabilizante debe tener total adherencia sobre soportes cementosos, incluso ligeramente húmedos, que pueda absorber fisuras de hasta 1 mm, tenga elevada resistencia a la presión.

    Si trabajamos con calor o si el soporte es muy absorbente, podemos añadir agua a la mezcla para facilitar la aplicación. Se recomienda siempre batir mecánicamente el producto a aplicar para obtener pastas homogéneas. Se deberá impermeabilizar la terraza dando un espesor de capa no inferior a 1 mm ni superior a 1.5 mm.

    Los tratamientos deben realizarce por capas, no menos de dos, espaciadas 24 horas para permitir el curado sucesivo y que el resultado sea el de una terraza totalmente impermeable y peatonal.

    Si necesitan más informacion o pedir un presupuesto a medida para su comunidad de vecinos, no dejen de contactarnos en info@brb-construcciones.com