• Reforma de cubiertas: tipos y defectos más habituales

    08 de Abril de 2019

    Todo lo que debes saber sobre la rehabilitación y reforma de cubiertas de edificios: Tipología, conflictos asociados y posibles soluciones.

    La cubierta de un edificio es de los elementos más importantes en una construcción. Los bloques de edificios, así como las casas particulares pueden disponer de todo tipo de cubiertas o tejados en función del diseño, la utilidad, el ahorro energético e incluso la zona geográfica en la que se encuentren. Existen diferentes tipos de cubiertas (sobre todo planas o inclinadas) y cada una de ellas presenta diferentes materiales y procedimientos de reforma.

    Las cubiertas planas pueden ser techos verdes, cubiertas transitables o cubiertas inundas mientras que las inclinadas tienen gran variedad de formas. Cada una plantea sus propios problemas, y la rehabilitación y reforma de cubiertas en edificios se debe adaptar a las mismas. El arreglo de las cubiertas de un edificio variará dependiendo del problema (humedades, goteras, roturas), el material y la forma de la cubierta.

     

    Cubiertas Planas

    Cuando hablamos de las cubiertas planas de un edificio tenemos que distinguir entre las que son transitables (permiten el paso seguro de los inquilinos sin que el usuario ni la estructura reciban daños) y las que no.  

    Dentro de las cubiertas planas transitables existen diversas modalidades: cubierta plana tradicional, cubierta a la catalana y cubierta invertida transitable. Las no transitables suelen ser la cubierta autoprotegida, la cubierta ajardinada, cubierta invertida no transitable y la cubierta industrial o tipo deck. Este tipo de techados se caracteriza por disponer de una capa de mortero, aislamiento térmico, membrana impermeabilizante, cemento y pavimento. Posteriormente y en función del tipo específico pueden mostrar cámaras de aire, zonas inundadas o zonas verdes, procedimientos de ventilación y otro tipo de técnicas.

     

    Cubiertas Inclinadas

    Son más propias de zonas frías y con humedad en el ambiente aunque el factor estético cobra gran importancia a la hora de decantarse por este estilo. Este tipo de cubiertas son menos utilizadas en las islas canarias debido al buen clima que tiene lugar durante todo el año. 

    Una de las cubiertas inclinadas modernas más habituales es la de teja cerámica, sostenida por un entramado de rastreles o techando desvanes divididos por tabiquillos conejeros. Pueden tener el aislamiento térmico incorporado si la base es una especie de panel sándwich, o en el caso de los tabiquillos conejeros, si se sitúa en el suelo del forjado que los alberga. Para la evacuación del entramado de tejas se tienen que situar canalones de recogida en los extremos de los faldones. Existen cubiertas inclinadas que evacúan hacia el centro de la edificación, pero son poco usuales y obedecen más a una necesidad y condicionante de proyecto que a temas estéticos.

     

    Tener en cuenta los diferentes tipos de cubiertas durante la reforma de un edificio le dará, sin duda, una nueva imagen a comunidad. ¿Necesitas un presupuesto? ¡Contacta con brb Construcciones!